miércoles, 6 de enero de 2010

Mens sana in corpore sanum


Sistemáticamente los diciembres me ponen nerviosa. Llega el 1 de enero y en teoría los -sin sentido- nervios deben pasar. Es el momento donde creo que soy libre y puedo empezar de nuevo. Fisiológicamente mi cuerpo sigue igual que hace una semana atrás, lo único que cambió es el calendario. Cómo comunicarle a mi mente que tiene que vaciar la papelera de reciclaje y arrancar de nuevo.
La cuestión es que en pleno enero me surgió una idea mágica. El razonamiento que tenemos las mujeres  
-categoría minitas- es aplicable a la mayoría, sin distinguir ocupación, edad, estado civil. La super mega idea fue, una vez más: me anoto en el gym.
Y ahí surgen una serie de promesas poco creíbles, a mí misma y a mis no-abdominales:
- Ir tres veces por semana, "sí o sí"
- Comprar alguna prenda deportiva para motivarme 
- Ir a la clase de Localizada, para cubrir un 4 día
- Evitar el helado, las pizzas y la cerveza los fines de semana


Cuando pago mi cuota, siento que no puedo traicionar a mi amiga la bicicleta fija, bajándome a los 17 minutos en lugar de 20. ¿Alguien se habrá dado cuenta que me bajé antes? ¿Se nota mucho que en lugar de tres series de quince, hice dos series de doce?. 
Nunca duro más de tres meses consecutivos (no solo en el gym), pero mi ingenio fue más lejos. Autoboicot: - ¿Forma de pago? - Débitalo automáticamente. 


Ya tengo mis panteletas y mi remera larga para no distraer a los muchachos con mis futuros atributos, todo guardadito en mi mochila. 


Me siento renovada, a tan solo $90.

4 hablaron:

Aldana L. dijo...

No te olvides de llevar "el bucito" para tapar "eso que te dije" en los ejercicios de cola.
Eso me lo enseñaste vos.

jugodemaracuya dijo...

¡Ánimo! Desde que lleves un ipod o algo similar con buena música, lo logras.

Saludos.

Romii dijo...

No duro ni un mes yo . (Tomando como "MES" al mes del calendario y NO las veces que voy)
(AUH)

La última mariposa dijo...

Hoy me toca, primera semana superada!!!